Gánale la batalla a la obesidad infantil con ejercicios

Comment

Ejercicios y vida sana
obesidad infantil ejercicios

Mientras no se promueva una vida llena de sanos ejercicios, más aumentará la obesidad infantil. En épocas en la que los avances tecnológicos aún no se asomaban, los niños solían entretenerse saliendo a la calle a jugar con sus amigos, corrían, saltaban y bailaban.

Sin embargo, con la llegada de los vídeo juegos y móviles, el paradigma ha cambiado, ahora hasta el más pequeño, juega dentro de casa con su consola o se distrae únicamente viendo televisión.

No obstante, este cambio ha traído consigo grandes consecuencias en su salud. De allí la importancia de que cada padre estimule en su hijo el deseo de realizar actividades físicas.

Ejercicios de rutina para combatir la obesidad infantil

obesidad infantil ejercicios

A fin de conseguir que el niño cambie su manera de pasar el tiempo, el padre debe poner el ejemplo dejando a un lado el sedentarismo y cambiando sus hábitos cotidianos.

En otras palabras, ejercítense juntos y cumplan la siguiente rutina:

  • Dedique 2 ó 3 días a la semana para ejecutar ejercicios aeróbicos y acondicionamiento muscular. La duración puede oscilar entre 20 y 30 minutos.
  • El resto de los días, planifique una hora para correr, manejar bicicleta, natación, practicar algún deporte o caminar.
  • Recuerde calentar antes y después de cada entrenamiento físico.
  • Practicar ejercicios de respiración, permite la dosificación de esfuerzo y llevar un ritmo adecuado.
  • Evite que su hijo permanezca sedentario por más de una hora.

Para facilitar la adaptación, es recomendable incluir actividad física en la rutina diaria; por ejemplo, caminar hasta el colegio, subir las escaleras en vez de utilizar el ascensor, sustituir los videojuegos con juegos más dinámicos, entre otros.

Beneficios de los ejercicios en niños con obesidad

obesidad infantil ejerciciosLa actividad física es clave en el tratamiento de la obesidad infantil.

Muchos estudios indican, que la persona que lleva a cabo algún entrenamiento corporal a una intensidad moderada durante dos horas al día tiende a acumular menos grasa, que aquellas que son sedentarias.

Por lo tanto, cuando el niño obeso se ejercita regularmente, logra mejorar y estimular su metabolismo. No obstante, es importante destacar que debe combinarse con un buen programa de alimentación, de esta manera el entrenamiento físico tendrá la capacidad de controlarles el peso corporal.

Aspectos a tener en cuenta

  • Cuida las articulaciones.

Por lo general los niños con problemas de sobrepeso suelen padecer enfermedades en los huesos, articulaciones y ligamentos, lo cual le impide mantener una rutina de movimientos corporales intensos.

En este caso, lo mejor que se puede hacer, es investigar los tipos de ejercicios que puede llevar a cabo según su capacidad.

  • Insuficiencia respiratoria.

También es común en obesos los problemas relacionados al sistema respiratorio; es decir, un leve esfuerzo físico podría traer repercusiones en su salud. Consulte al pediatra antes de sumergir a su hijo en una rutina de ejercicios.

  • Temperatura corporal.

La temperatura de un niño con obesidad realizar actividades físicas es mayor a la de cualquier otro niño. Debido a esto, es imprescindible que el niño se ejercite en climas favorables y que beba suficiente agua.

Si te ha parecido útil la información, compártela, así todos juntos lograremos ganarle la batalla a la obesidad infantil.

Originally posted 2017-10-25 12:53:14.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *