Cuestiones de Peso » Blog Archives

Tag Archives: obesidad

Rasgos característicos en la personalidad de un obeso

La personalidad de un obeso suele diferir mucho de las demás personas. Sin embargo, muy pocos se detienen a pensar en esto.

Es verdad,que una persona puede llegar a estar obesa por diversas causas: malos hábitos alimenticios, genética o por factores emocionales; también que existen diversos programas y tratamientos a fin de ayudarlos a superar esta enfermedad.

Pero la persona obesa, no es obesa porque quiere, no fue se miró al espejo y decidió engordar. Al contrario, circunstancias ajenas a su control la llevaron a estar así, además muchas de ellas, incluso han realizado un sinfín de cosas por tratar de adelgazar y mejorar su salud, pero aún no lo han logrado.

Estas personas, que todavía luchan contra la obesidad, tienen una personalidad que los caracteriza, la cual hacemos bien en entender, a fin de comprenderlos mejor y brindarles nuestra amistad sincera, mejorando así su autoestima.

Rasgos de personalidad de un obeso

Según profesionales que estudian la personalidad del ser humano aseguran que ésta puede ser clasificada en cinco rasgos fundamentales.

A este respecto, veremos la descripción de cada uno. Ahora bien, cabe destacar que las cualidades que se describirán, puede que la exterioricen algunas y otras no.

personalidad de un obeso

Apertura a la experiencia

Tiene que ver con la búsqueda de nuevas experiencias y la manera en que concibe su futuro.

Por lo general, las personas con problemas de obesidad tienden a tener intereses más simples, convencionales que el resto, por ello evitan situaciones que podríamos calificar de emocionantes. Por lo tanto, debemos entender que prefieren lo común y lo que les resulta familiar.

No obstante, es importante ser conscientes pues su energía usualmente es menos que la mayoría y por ende su forma de realizar actividades es más lenta.

Responsabilidad

Consiste en el grado de disciplina y concentración que asume el individuo a fin de alcanzar sus metas.

En este particular, los obesos resultan ser menos responsables por su físico, sus hábitos alimentarios y, por ende, descuidan su salud. Incluso algunos dejan de cumplir con sus deberes y tareas.

Extraversión

Significa el modo en que se comporta la persona ante los demás.

Los pacientes que sufren de obesidad son introvertidas, reservadas. Pero, aunque algunos lo tilden de antipáticos porque limitan su círculo social, no son así, lo que sucede es que son inseguros al expresar sus opiniones y emociones.

Amabilidad

Es el grado de paciencia y tranquilidad que se refleja ante la presencia de otras personas.

La interacción del obeso con el resto de la gente es disminuida, tienden a ser impacientes y a ofenderse con rapidez. Si los tratamos con tacto y comprensión, evitaremos hacer algo que los haga sentir mal.

Estabilidad emocional en  la personalidad de un obeso

La estabilidad emocional es el carácter con que la persona afronta los problemas. En este caso, el obeso suele a disgustarse cuando las cosas no funcionan como esperan. Seamos pacientes y hagámosle ver que todo irá bien.

Conocer la personalidad de una persona obesa, puede ser clave para su recuperación, pues los trataremos como merecen.

Si te pareció útil la información, te invitamos a dejar tu comentario al respecto.

Published by:

Cómo controlar tu peso de forma segura durante el embarazo

Antes de quedarte embarazada haces muchos planes e imaginas diferentes escenarios que muchas veces no cumplen con las expectativas. Una de las preocupaciones más sonadas antes, durante y después del embarazo es el control de peso. Te vamos a ofrecer una serie de consejos y pautas para evitar el sobrepeso, conseguir un equilibrio ideal y proteger la salud y nutrición de tu bebé.

Según las últimas investigaciones en el campo, es posible perder algo de peso durante el embarazo. Incluso puede llegar a ser beneficioso para algunas mujeres que sufren sobrepeso u obesidad extrema. En cambio, no es aconsejable, y podría ser peligroso, para las mujeres embarazadas que tienen un peso saludable.

La obesidad en el embarazo

El sobrepeso puede crear varios trastornos o problemas relacionados con la salud y el bienestar tanto de la madre como del bebé. Estos son algunos de los síntomas que podría sufrir una mujer embarazada que tiene un peso muy superior a lo recomendado:

  • Nacimiento prematuro.
  • Parto por cesárea.
  • Afecciones cardíacas en el bebé.
  • Diabetes gestacional en la madre, que se podría convertir en diabetes tipo 2 más adelante.
  • Presión arterial alta en la madre.
  • Apnea del sueño, y los achaques que esto conlleva en el día a día de la afectada.
  • Coágulos de sangre, especialmente en las piernas. Y otras infecciones.

Cierra un plan para perder peso

Si estás en una situación descontrolada o necesitas perder peso para tener un embarazo y un parto saludable, lo primero que debes hacer es seguir una planificación constante y gradual. Asimismo, puede que sean necesarios una serie de cambios en tu estilo de vida.

Antes de tomar cualquier decisión que esté relacionada con tus hábitos de alimentación o rutinas, es conveniente consultar con tu médico. Un profesional de la salud se encargará de concretar el enfoque, dependiendo de los kilos que debas perder.

Probablemente, uno de los primeros consejos estará relacionado con la reducción de ingesta diaria de calorías. Esto es porque comer más calorías de las que quemas es la causa más común de aumento de peso. Por ello, antes de eliminar una cantidad concreta de alimentos en tu dieta, asegúrate de llevar un registro y calcular cuántas calorías consumes realmente.

Control de peso en el embarazo. Embarazada practicando deporte.

Rutinas saludables en el embarazo

No debes tener miedo al ejercicio físico mientras estás embarazada. Obviamente, tendrás que olvidarte del deporte de riesgo o de alta intensidad, centrándote en otro tipo de actividades como la natación, el running, el yoga o la gimnasia en general (sin entrar en la zona de pesas).

Puede ser suficiente con 30 minutos de actividad al día. Si no estás acostumbrada y esto te resulta demasiado, puedes comenzar dividiendo los 30 minutos en bloques más cortos a lo largo de la jornada. Si estás pensando en quedarte embarazada, no dejes para el último momento la práctica deportiva, cuanto antes te pongas con ello, menos te costará durante el embarazo. Además, forma parte de un estilo de vida saludable en cualquier etapa de la vida, no tienes por qué esperar al embarazo.

¿Engordaré en el embarazo?

Claro que sí, y no estará (del todo) en tu manos la cantidad de kilos que cojas en este período. Debes tener en cuenta que la mayor parte de este aumento de peso ocurre en el segundo y tercer trimestre. Esto se debe a que el bebé también crece rápidamente a lo largo de los últimos dos meses de gestación. No es posible controlar el aumento de peso atribuido al bebé y a los elementos de apoyo como la placenta, por lo que es mejor abordar cualquier problema de peso al comienzo del embarazo.

Un estudio publicado en la revista Obesity ha reportado cierto éxito en la intervención del peso entre las mujeres embarazadas. Los investigadores encontraron que las mujeres que recibieron asesoramiento entre las semanas 7 y 21 de embarazo tenían menos probabilidades de aumentar de peso de cara al tercer trimestre. El mismo grupo de mujeres estudiadas también se benefició de las reuniones semanales del grupo de apoyo.

Conclusiones

Para la mayoría de las mujeres embarazadas, el control de peso es más seguro que cualquier forma de pérdida de peso significativa. A pesar de los beneficios de tener un IMC más bajo durante el embarazo, perder peso no es apropiado para todas las mujeres.

Parte de la preocupación proviene de los métodos tradicionales de pérdida de peso: reducción de calorías y ejercicio. Es importante vigilar tu consumo de calorías y hacer deporte durante el embarazo, pero llevar estas prácticas al extremo podría dañar al bebé. Tu médico será la persona idónea para ayudarte a tomar la decisión más segura para ti y para tu bebé.

Published by:

Lo que debes saber acerca de los trastornos alimenticios

Se conocen como trastornos alimenticios, aquellas conductas descontroladas o impulsivas que tiene la persona (hombre o mujer) a la hora de ingerir alimentos.

Por lo general, la persona que sufre dichos trastornos tiene una forma de pensar distorsionada sobre la comida, para ella las dietas deben ser interminables y sumamente estrictas o tienden a preferir realizar actividades físicas para quemar calorías que pasar tiempo con sus amigos o familiares.

Los síntomas se exteriorizan cuando comienzan a preocuparse excesivamente por su talla, su peso y la cantidad de comida que consumen. Suelen experimentar depresión por tiempo prolongado y sentimientos de culpa o angustia al comer.

Los riesgos de padecer desórdenes alimenticios son el deterioro de la salud e incluso la muerte.

Tipos de trastornos alimenticios

  • Anorexia:

Consiste en el miedo o fobia desmedida a subir de peso. Quien la sufre, no se siente contento con su cuerpo, a pesar de lo extremadamente delgado que pueda estar.

Por ello, toma la decisión de comer poco, realizar dietas, ayunos y ejercicios por tiempo prolongado. En algunos casos, la persona comienza a comer cantidades grandes de comida, para luego eliminarlas por medio de vómitos autoprovocados, laxantes o actividades físicas excesivas.

  • Bulimia:

Suele confundirse la anorexia con la Bulimia, sin embargo, aunque los síntomas son bastantes parecidos, el paciente bulímico puede pasar desapercibido, ya que su peso puede estar entre los niveles normales o incluso mayor.

Los constantes atracones y purgas son los síntoma característico de esta enfermedad. Este mal hábito puede llegar a repetirse mínimo una vez por semana. La obsesión que envuelve a la persona en este caso, puede hacerla consumir comidas crudas o en mal estado. Además, se le hace imposible dejar de comer aun cuando ya está lleno.

Causas y tratamientos de los diferentes desórdenes de alimentación

Patrones psicológicos, interpersonales y sociales de una persona, pueden ser un factor determinante en el desarrollo de estos trastornos; por ejemplo, depresión, sentimientos de soledad, presión de grupo, discriminación por no tener un cuerpo esbelto, problemas familiares, etc.

No obstante, todo aquel que lo padece, puede mejorarse gradualmente, con tratamientos médicos y el apoyo de familiares y amigos.

El proceso de recuperación abarca: aprender a comer de manera saludable, aprender a sentirse cómodo con su cuerpo, desarraigar malos hábitos con respecto a la comida, equilibrar la relación entre los sentimientos y la comida, entre otros.

Si deseas más información, no dejes de visitarnos, en próximos días trataremos más a fondo estos temas.

Published by:

¿Cómo saber si estás en tu peso ideal?

Cuando hablamos de peso ideal nos referimos a la cantidad de masa en el cuerpo de una persona, el cual sirve como dato orientador, pero no decisivo, para comprobar su estado de salud.

Existen varias maneras de conocer el peso ideal según las características de la persona. En este caso, analizaremos dos de ellas.

calcula tu peso ideal

Calcula tu peso Ideal

1.      Índice de masa corporal

Este método es declarado por la Organización Mundial de la Salud cómo el indicador usado con más frecuencia para identificar si el peso de una persona se encuentra entre los rangos saludables.

En internet podrás encontrar calculadoras para realizarlo automáticamente, sin embargo, nosotros te enseñaremos como calcularlo manualmente y te facilitaremos el cuadro dónde podrás compararlo.

La fórmula es bastante sencilla, solo deberás dividir tu peso entre tu estatura al cuadrado.

IMC = peso / (estatura)2

Veamos un ejemplo,

  • Peso: 68 kl
  • Estatura: 1.77

La operación quedaría de la siguiente forma,

IMC = 68 / (1.77)2

Siguiendo la regla de prioridad de la matemática, primero calculamos la potencia, es decir 1.77 elevado a la dos o lo que es igual multiplicar dos veces el mismo número.

De manera que,

(1.77)2 = 3.13

Ahora si procedemos a realizar la división

IMC = 68 / 3.13

Obteniendo como resultado: 21.7

Por último, verificamos en que rango se encuentra el índice calculado.

Hombre Rango Mujer
Menor a 20 Desnutrición Menor a 19
Entre 20 y 24.9 Normalidad (Peso ideal) Entre 19 y 23
Entre 25 y 29.9 Sobrepeso Entre 24 y 27
Entre 30 y 40 Obesidad Entre 27 y 32
Mayor a 40 Obesidad grave o mórbida Mayor a 32

Cómo podrás notar, el cálculo de ejemplo indica que la persona se encuentra en un rango normal, es decir, está en su peso ideal.

Determinar el peso por medio del IMC es un modo fácil de determinar si estás en un peso saludable. Sin embargo, al no medir directamente la grasa corporal, una persona muy musculosa podría quedar en el rango de sobrepeso.

A razón de esto veamos otra técnica que aporta mayor exactitud

2.     Test del pliegue cutáneo

Para realizar este test es necesario contar con un plicómetro. Puedes comprarlo en línea o lo que es mejor acudir a médico para que realice la evaluación.

Dicho procedimiento, consiste en tomar de ciertas partes específicas de la piel una medida del grueso de los pliegues grasos de la piel, se realiza la medición en cuatro pliegues distintos y al final se suman a fin de proveer el porcentaje de grasa corporal.

Con el resultado del estudio sabrás el nivel de grasa en tu cuerpo a fin de saber qué tipo de alimentos debes añadir y/o evitar.

¿Cómo mantener tu peso ideal?

Ahora que ya sabes el peso que debes tener, para garantizar un buen funcionamiento de nuestro organismo y, por ende, una buena salud, es importante procurar estar dentro de los límites.

Por ello haremos bien en reducir al mínimo las calorías y las grasas, realizar ejercicio moderado pero constante e ir al médico periódicamente para detectar a tiempo cualquier tipo de enfermedad hormonal.

¿Te gustó la información?

Te invitamos a compartir que método usas para saber tu peso ideal y que actividades realizas para mantenerlo.

 

Published by: